Adolescencia y educación afectiva-sexual

Hoy en nuestro blog queremos abordar el tema de la adolescencia y la educación afectiva-sexual. Seguramente muchas de vosotras tendréis hijas/familiares/amigas en edad adolescente o próxima a ella. Ahora os vamos a dar una sencilla pincelada al respecto. Esperamos pueda seros de utilidad.

adolescentes

Según la OMS

 

  • La adolescencia va entre los 10 y los 19 años de edad.
  • La sexualidad es un aspecto central del ser humano a lo largo de su vida y engloba sexo, cuerpo,la identidad de género y los roles, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción.
  • La sexualidad se vive y se expresa en pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, roles y relaciones.
  • En la vivencia y la expresión de la sexualidad intervienen las características personales y subjetivas de cada persona.
  • La Educación afectiva-sexual es el proceso con el objetivo básico de posibilitar que cada persona viva su sexualidad de forma saludable, feliz y responsable.
  • La sexualidad, el como se expresa, como se disfruta, es un fenómeno complejo que depende de diferentes mecanismos: neurológicos, vasculares, endocrinos; y está condicionada por diferentes factores: psicólogos y emocionales ,sociales, de la propia personalidad y de la pareja
  • La adolescencia es una etapa de nuevos aprendizajes y duelos, de los más complejos y completos de una persona. La necesidad de ser reconocido y aceptado, por los adultos y los sujetos de su mismo grupo de edad, se convierte en una de sus principales motivaciones.
  • La energía sexual se centra más en los genitales, empieza la maduración de los caracteres sexuales, su expresión y poder compartirlo son muy importantes.
  • El grupo es una fuente importante para aprender y reafirmar cambios corporales y funcionales, para reafirmar la identidad sexual y social, para poner a prueba las actitudes y los valores aprendidos.
  • El adolescente va camino de su identidad sexual. Las primeras relaciones sexuales tienen una serie de características peculiares:
    • Se basan en la necesidad narcisista de probar y experimentar la capacidad de seducción, de potencia….
    • Existe una dificultad para prever, controlar, utilizar la información aún poco interiorizada.
    • Se experimenta una atracción por el riesgo y a la vez la negación del mismo.
    • En ocasiones, utilizan estímulos externos que en un principio deshiniben (alcohol,cannabis, otras drogas…).
    • Pueden tener dificultad para protegerse de una forma adecuada y segura.

 

La adolescencia es un periodo de cierta fragilidad. La sexualidad y su práctica son esenciales para crecer y reafirmar la identidad y la individualidad, y tiene una serie de características en esta etapa: gratificación inmediata, vivir el presente; sensación de invulnerabilidad al peligro; curiosidad por experimentar nuevas sensaciones y vivencias estimulantes y , a veces, arriesgadas; la importancia de lo que sucede, se observa y siente en su grupo de amigos; es un proceso hacia la orientación sexual.

El «cuerpo» manda, se convierte en la carta de presentación, y a menudo, es el soporte de su autoestima. La madurez fisiológica se adelanta a la maduración psicológica. La sexualidad se siente, se vive, se experimenta, hay necesidad de compartirla, ponerla a prueba, y a la vez pueden tener vergüenza de hablar de ello. Los sentimientos y las emociones los pueden superar, han de aprender a gestionarlos, pero, a menudo hay dudas, temores, confusión, preguntas.

Por todo ello, es muy importante la promoción de la Salud Afectiva-Sexual y Reproductiva.

Esta pretende asegurar la integridad física y mental y ayudar a desarrollar las capacidades vitales de cada persona, su creatividad, deseo,placer,respeto,relación con el entorno y con las otras personas.

Ayudar y acompañar a los adolescentes es el aprendizaje para gestionar sus deseos, peligros, situaciones de riesgo que les rodean a nivel físico, psicológico y social.

La educación afectiva-sexual en las diferentes etapas tiene una serie de premisas:

  • Ha de considerar el trato, estimación, amor, respeto a los demás, y la confianza en uno mismo.
  • Ha de tratar la sexualidad y las relaciones sexuales con naturalidad, de manera positiva, poniendo hincapié en la importancia por crecer y madurar. Como ser felices por el hecho de ser seres sexuales (cambios del cuerpo, sensaciones, emociones, placer…) y las posibilidades que esto nos da.
  • Ha de tratar sus aspectos positivos: vínculos afectivos, el placer, la ternura, la responsabilidad, los límites, los valores…
  • Ha de informar y asesorar sobre los diferentes métodos anticonceptivos, anticoncepción de urgencia, la interrupción voluntaria del embarazo.
  • Ha de informar y asesorar sobre las dificultades y los riesgos o aspectos negativos: embarazo no deseado, infecciones de transmisión sexual, abusos sexuales, violencia.
  • Educación para la prevención. Se requiere un trabajo sostenido en el tiempo y de calidad. Los programas de educación sexual y afectiva han de ser globales, desde la infancia, no es suficiente con intervenciones puntuales y erráticas.
  • Una buena educación sexual y afectiva ha de incluir a toda la comunidad: familia, profesionales de la educación,de la salud y social.

Add a Comment